En las pisadas de Jesucristo el Hijo de Dios

Querido maestro:

En esta serie de lecciones se estudiará diversos personajes del tiempo de Jesús que siguieron en sus pisadas.

Tal vez haya cantado este himno alguna vez:

Quiero seguir las pisadas del Maestro; quiero ir en pos de mi Rey y Señor;
Y modelando por él mi carácter, canto con gozo a mi Redentor.

CORO:
¡Qué hermoso es seguir las pisadas del Maestro!
Siempre en la luz, cerca de Jesús.
¡Qué hermoso es seguir las pisadas del Maestro!
En su santa luz.

Ando más cerca de él que me guía, cuando el maligno me quiere tentar:
Siempre confiando en Cristo, mi fuerte, debo con gozo su nombre ensalzar.

Sigo sus pasos de tierno cariño, misericordia, amor y lealtad;
Viendo hacia él por el don de la gracia, voy al descanso, gloriosa ciudad.

Quiero seguir las pisadas del Maestro; siempre hacia arriba con él quiero andar,
Viendo a mi Rey en gloriosa hermosura, con él en gloria podré descansar.

Gracias por el privilegio de poner en sus manos estas lecciones para niños. Espero que le sirvan de ayuda en su afán de hacer llegar el evangelio a muchas vidas jóvenes.

El título y, por supuesto, el tema de las lecciones es llamativo, tanto para el maestro como para los alumnos. ¿Quién no desea seguir en las pisadas de Jesucristo?

Cada lección ha sido preparada en oración, con la inspiración y ayuda del Espíritu Santo; pero ello no excluye la responsabilidad de usted de preparar la presentación de las clases con oración y estudio de la Palabra.

De pescadores a seguidores de Cristo, ¡pescadores de hombres!

Lectura bíblica: para cada lección se sugiere un pasaje bíblico para dar lectura. Lea varias veces los versículos sugeridos y pida al Señor que le ilumine sobre el contenido.

Texto para memorizar: éste no es una parte del programa que se incluye si hay tiempo, sino es un detalle vital en la enseñanza. Como el rey David debemos atesorar la Palabra de Dios en nuestro corazón, para no pecar contra nuestro Dios. Aprenda en su casa el texto para memorizar y enséñelo luego a los alumnos.

Hay distintas traducciones de la Biblia. Hemos escogido la Nueva Versión Internacional para los versículos de estas lecciones. Junto con el material de cada lección hay dos opciones: letras en blanco y negro o letras de molde para colorear. Ofrecemos también los versículos en color.

Objetivo de la lección: cierto alumno se quejó de la enseñanza, diciendo: «No aprendemos nada en clase, pues sólo nos cuentan historias.»

Como maestros nuestro propósito no es simplemente «contar historias», sino presentar en cada lección una enseñanza práctica, algo que los alumnos puedan aplicar en su vida diaria.

En cada lección damos una sugerencia sobre el objetivo del tema que se va a presentar. Para cumplir el objetivo es necesario que usted, ante cada lección, se pregunte:

¿Qué deseo que el alumno aprenda?
¿Qué deseo que el alumno sienta?
¿Qué deseo que el alumno haga?

En cualquier misión que nos toque cumplir es necesario que sepamos la razón (por qué) y el motivo (para qué). Tome nota de esto al preparar su enseñanza.

Sección especial para el maestro: antes de poder enseñar a otros uno mismo tiene que estar preparado. A ello se debe la sección especial para usted. Bajo «Querido maestro» le doy ideas sobre cómo aplicar el mensaje a la vida propia. No descuide la lectura de esa parte.

Bosquejo de la lección: para darle una vista panorámica de lo que va a enseñar, para cada lección hay un bosquejo cronológico. Añada sus propias notas al bosquejo.

Para captar el interés: el pescador sabe que en el anzuelo necesita un buen «gancho» para atraer a los peces. Así, el maestro necesita una historia llamativa para captar el interés de sus alumnos. Por lo general, esta sección contiene un cuento de la vida común, pero de vez en cuando habrá otras sugerencias.

Lección bíblica: esta parte es el «corazón» de la hora de clases. Aprenda bien cada detalle de la historia para no estar titubeando delante de los niños. Si hay nombres que le parecen difíciles, anótelos en una hoja de papel y póngalos en su Biblia, pues siempre enseña con la Biblia en la mano, ¿verdad que sí?

Trate de usar los mejores métodos de enseñanza y esmérese por aprender el arte de narrar historias.

Aplicación: este es el momento de finalizar «con broche de oro» la lección. Trate de darle una aplicación práctica al mensaje, para que sus alumnos puedan «vivir» lo que aprenden.

Después de escuchar la lección bíblica sus alumnos sentirán el deseo de experimentar algo similar a lo que usted les ha contado acerca de los personajes bíblicos. ¡Muéstreles como pueden hacerlo!

A la vez que usted da una aplicación a su mensaje, enseñe el texto para memorizar y, por favor, dedique el tiempo que sea necesario. ¡No descuide ese punto!

Actividades creativas y de repaso: en esta sección le damos ideas para alguna actividad para el alumno. A veces será un repaso y otras veces alguna manualidad.

Ayudas visuales: si usted se empeña en preparar las ayudas visuales que se sugieren para cada lección le aseguro que cosechará mejores frutos. El niño aprende mucho más de la lección si ve algún dibujo relacionado con la misma.

Usted notará que en lo posible tratamos de dar diferentes ideas para el modo de ilustrar las lecciones. ¡Úselas!

La participación del alumno: digamos que usted haga una presentación perfecta de la lección, con un cuento, dibujos, la historia bíblica, el texto para memorizar, y otros, pero no permite la participación activa de sus alumnos, no ha alcanzado el potencial de una lección.

El alumno necesita tomar parte activa: escuchando, mirando, preguntando, aprendiendo el texto, dramatizando la lección, respondiendo a preguntas, y tanto más. Dé a sus alumnos el gozo de sentirse activos.

Dibujos ilustrativos: algunas de las lecciones vienen acompañadas de ideas para sencillos dibujos para hacer en cartulina o en el pizarrón. Si desea ampliar los dibujos, proceda del siguiente modo:

a.     Divida el dibujo en cuadros iguales.
b.     Sobre una hoja grande, dibuje la misma cantidad de cuadros, pero de tamaño mayor.
c.     En cada cuadro grande, dibuje lo que hay en el pequeño.

Observe la ilustración a continuación y verá que es un modo sencillo para reproducir un dibujo a tamaño mayor.

Hojitas para pintar: prepare un cuadernillo en que los niños puedan guardar sus «hojitas para pintar». Ponga el título de las lecciones en la tapa. Una opción es que usted coleccione las hojitas de los niños y les dé un librito completo al finalizar el estudio de la serie.

Cuadro para el repaso: los repasos son de gran ayuda para los alumnos, permitiéndoles ejercitar la memoria, a la vez que se les ofrece la oportunidad de recordar, por toda la vida, los personajes bíblicos.

Aquí le ofrecemos algunos dibujos que puede usar para hacer un cuadro. No le quitará mucho tiempo preparar esta actividad adicional, pero será de gran provecho para los niños.

Si no cuenta con un salón de uso propio para sus alumnos, tendrá que colocar y sacar el cuadro cada vez que le toque enseñar. Pida permiso para dejarlo en la oficina de la iglesia, así lo tendrá a mano cada semana.

Dibujos para repaso

La hoja que denomino «mini» tiene los 20 títulos de las lecciones con un dibujo correspondiente en una sola hoja. Para el maestro puede servirle de referencia. Se les puede dar a los niños para que coloreen un dibujo por cada lección que han estudiado.

Sugerencias para un cuadro de repaso

Moldes para repasos

Dibujos de repaso MINI

Dibujos de repaso CHICOS

Dibujos de repaso CON MARCO

Dibujos de repaso SIN MARCO

 

Versículos para colorear:   Lecciones 1-10     Lecciones 1-20

Actividad para actuación en la iglesia

Esta es una información conocida hace muchos años, excelente para una actuación. Los niños pueden disfrazarse de los distintos personajes y recitar el versículo bíblico que corresponde a cada uno. No es necesario usar toda la inforamción sino escoger algunos personajes según el tamaño de la clase. Deje que los niños escojan los que quieren representar.

Quien es Jesus NVI

¿Quién es Jesús? Hoja de información

¿Quién es Jesús? Con textos RVR

¿Quién es Jesús? Con textos NVI

Lecciones «En las pisadas de Jesucristo el Hijo de Dios»

Lección 1: Un niño diferente

Ayuda visual: Jesús

Hoja para colorear 1

Lección 2: Jesús vence la tentación

C_pescadores

Hoja para colorear 2

Lección 3: Pescadores de hombres

Hoja para colorear 3

Lección 4: Felipe y Natanael

Hoja para colorear 4

Lección 5: Las bodas en Caná

HOJA5Hoja para colorear 5

Lección 6: Jesús sana a un niño

Hoja para colorear 6

Mapa de la Tierra Santa

Marcador de repaso

Lección 7: Jesús calma la tempestad

MarcadorHoja para colorear 7

Lección 8: Jesús predica en Nazaret

Hoja para colorear 8

Lección 9: Marta y María

Hoja para colorear 9

Jesus fish colorJesús y sus amigos en Betania

Lección 10: La visita de Nicodemo

Hoja para colorear 10

Pasos de salvación

Dibujo: pescado con JESUS

Lección 11: La mujer samaritana

Hoja para colorear 11

Lección 12: Jesús y Zaqueo

Hoja para colorear 12

Zaqueo para los alumnos

Lección 13: Jesús y los niños

Hoja para colorear 13

Casa de Jesús

Caras del mundo

La oveja perdida y encontrada

Lección 14: El joven rico

Hoja para colorear 14

Círculo de repaso

Lección 15: Una cena milagrosa

Hoja para colorear 15

Bartimeo color

Caras felices en blanco y negro

Caras felices en color

Rompecabezas

Lección 16: Bartimeo recibe la vista

Hoja para colorear 16

Lección 17: Sanidad de un inválido

Hoja para colorear 17

Jesús y el inválido

Lección 18: El milagro en Capernaúm

Hoja para colorear 18

Lección 19: La niña que resucitó

Hoja para colorear 19

La hija de Jairo

Lección 20: El glorioso Hijo de Dios

Hoja para colorear 20

About the Author

Redactora de materiales pedagógicos con la gran pasión de difundir el amor de Dios y su poder salvador.